23 jul. 2010

Razones por las cuales no les di fórmula a mis hijos (por Marilyn)


A todos lados donde voy, las mamás que alimentan con fórmula me explican por que no amamantaron. Nunca había pensado del alimentar con biberones de esa manera, pero tal vez debería. Estas son las razones por las cuales no les di fórmula a mis hijos (porque me siento taaaan culpable por no hacerlo).

- No quería que ni esposo me ayudara a cuidar al bebé y todos sabemos que lo único que saben hacer los esposos para ayudar con el bebé es darle una mamadera de fórmula.

- Soy demasiado perezosa para levantarme a la mitad de la noche para hacer biberones.

- Odio lavar la ropa, y me han dicho que la fórmula mancha mucho, así que no quería trabajar de más.
- Nadie me comentó las ventajas de la fórmula, todos los doctores y enfermeras me presionaron para que amamantara y nunca le ofrecieron una mamadera a mi bebé.
- No tengo mucha educación, y como amamantar hace a los bebés más inteligentes, pensé que una ayudita de ese tipo les sería muy beneficiosa.

- Como todo mundo sabe, las madres que amamantan se les sale la leche continuamente, así que pensé que podría tener una ventaja en los concursos de camisetas mojadas. Solo voy sin corpiño y no me tienen que mojar, pienso en mi bebé y ya estoy mojada.
- Una operación para aumentar el busto era muy cara, y yo quería pechos más grandes.
- Me enferma ir al doctor, y he oído que los bebés de fórmula van a cada rato, así que si la leche materna les ayuda a no ir, mejor.
- Yo quería quedarme en mi casa y sentarme enfrente de la computadora todo el día. Si hubiera escogido fórmula, hubiera tenido que ir a trabajar, porque todos saben que no se puede trabajar y amamantar, por supuesto, y todos saben que las bombas para sacar leche no funcionan y solo sirven para que la gente piense bien de ti.
- No estoy muy bien económicamente y no tengo dinero para comprar fórmula, así que mi bebé no tendrá todos los beneficios (dolor de panza, infecciones del oído, diarreas, regurgitaciones desagradables, popó desagradable, cólicos) porque soy pobre.
- Mi madre no me amamantó y por supuesto yo tengo que llevarle la contraria.
- Simplemente no pude darle una botella al bebé, traté y traté de poner la botella en su boca, pero nunca la quiso.
- No tenía suficiente leche, no había suficiente en el biberón así que le tuve que dar le pecho para no matar de hambre al bebé. La mamadera no hacía suficiente leche, la sacudí y la volteé, y la miré, pero nunca hizo nada de leche.
- Es demasiado vergonzoso darle a mi bebé una mamadera en público, la gente te mira y hace comentarios desagradables.
- Estás son mis razones por las cuales no le di fórmula a mi bebé, si no estás de acuerdo, les diré a todos mis amigas amamantadoras que te informen lo equivocada que estás.


Marilyn es madre de 5 niños.



22 jul. 2010

Mami, ¿qué hay de postre?


Después de la comida, siempre llega lo mejor: el postre. Y en nuestro afán de que los chicos no vivan comiendo golosinas, empezamos a buscar ideas que resulten ricas pero a la vez saludables. Y como “todo entra por los ojos” también hay que encontrar la forma de que esos postres llamen la atención de los pequeños y les resulten atractivos.
Por ello, Tu Bebé Crece les da algunas ideas que pueden ayudar a resolver el tema del postre:
- Frutas: dulces, jugosas, ácidas, de colores variados… opciones hay muchas. Lo ideal es presentarlas de distintas formas para incentivar su consumo: banana pisada con dulce de leche, compota de pera, manzana asada, ensalada de frutas multicolor, mezcladas con gelatina o en forma de jugos de colores divertidos, cortada en cuadraditos, pinchadas como chupetines … cualquier opción que se te ocurra, ¡sirve!
- Dulce de batata y de membrillo: un clásico que se puede ofrecer en forma de pastafrola, rellenando alguna galletita casera o cortados como bastoncitos que los chicos disfrutan agarrando y pegoteándose bien los dedos mientras los degustan.
- Flan: casero o de cajita, solo, con dulce de leche, con caramelo o con crema… un clásico que nunca falla.
- Gelatina: existen de mil gustos y colores y se pueden hacer en moldes individuales, en moldes con formitas, usando una cubetera para hacer daditos multicolores, con frutas cortadas y distribuidas en el molde, se pueden preparar con leche, jugo o agua… otra opción que gusta a casi todos los chicos y aporta gran cantidad de líquido al organismo.
- Helado: de frutas o de crema, de palito o con cuchara, mezclado con frutas, chocolate, galletitas, sobre brownies o tortas… no existen muchas explicaciones para el helado ni tampoco es necesario presentarlo de alguna forma especial para que resulte atractivo: el helado es uno de los postres preferidos y no sólo por los chicos.
- Bizcochuelo: con dulce de leche, crema, frutas, granas de chocolate, coberturas de colores…. El clásico bizcochuelo siempre es del agrado de los niños y no sólo como postre sino como parte de una buena merienda.
- Yogurt y postrecitos: en el mercado existen millones de variedades, de todo tamaño, sabor y consistencia, con cereales, frutas, confites, stickers, juguetes, personajes, figuritas… si en tanta variedad no encontrás alguno que sea del agrado de tu hijo… ofrecele una manzana…

Y de yapa: una recetita, fácil y deliciosa, que hasta puede ser cocinada por mamá e hijo, pasando un lindo momento culinario: trufas, ¿a quién no le gustan?
Ingredientes: vainillas, cacao, dulce de leche, coco rallado o granas de colores.
Moler las vainillas, incorporar cacao y dulce de leche a gusto, mezclar y agregar un poco de agua para formar una pasta. Formar bolitas y pasarlas por coco rallado o granas de colores.
¡Buen provecho!

21 jul. 2010

Semana Mundial de Lactancia Materna: del 1 al 7 de Agosto


Como todos los años FUNDALAM (Fundación Lactancia y Maternidad), en el marco de su misión de promover la lactancia materna y la crianza en salud, adhiere a promover y apoyar la semana mundial de la lactancia materna establecida por W.A.B.A. (World Alliance for Breastfeeding Action), una red mundial de organizaciones e individuos que creen en el derecho a la lactancia materna de todos los niños y sus madres, protegiendo, fomentando y apoyando éste derecho.

FUNDALAM invita a las actividades gratuitas que se realizarán en sua sede para celebrar esta importante semana.
Habrá sorteos para las mamás que asistan y un Coffee Break:

Lunes 02/08

De 10.00 hrs. a 11 hrs: “Beneficios de la lactancia materna” a cargo de una Puericultora de FUNDALAM.
De 15.00 hrs. a 16.00 hrs: "Lactancia Materna y vuelta al trabajo" a cargo de una Puericultora de FUNDALAM.

Martes 03/08

De 10.00 hrs. a 11.00 hrs: "Relación vincular" a cargo de la Lic. Marta Maglio de Martin.
De 15.00 hrs. a 16.00 hrs: "Gimnasia especial para embarazadas" a cargo de Vicky Segui.
De 18.00 hrs. a 19.00 hrs: "Lactancia Materna y vuelta al trabajo" a cargo de una Puericultora de FUNDALAM.

Miércoles 04/08
De 10.00 hrs. a 11.00 hrs: Masaje Infantil “Otro camino de comunicación” a cargo de Lis Muñoz.
De 15.00 hrs. a 16.00 hrs: Masaje Infantil “Otro camino de comunicación” a cargo de Lis Muñoz.

Jueves 05/08
De 10.00 hrs. a 11.00 hrs: "Gimnasia especial para embarazadas" a cargo de Vicky Segui.
De 15.00 hrs. a 16.00 hrs: "Estimulación y Juegos" a cargo de una Puericultora de FUNDALAM.
De 18.00 hrs. a 19.00: "Lactancia Materna y vuelta al trabajo" a cargo de una Puericultora de FUNDALAM.

Viernes 06/08
De 10.00 hrs. a 11.00 hrs: "Primeras Comidas" a cargo de una Puericultora de FUNDALAM.
De 15.00 hrs. a 16.00 hrs: "Cuidado Bucal durante el embarazo" a cargo de un Especialista.

Sábado 07/08
De 10.00 hrs. a 11.00 hrs: "Lactancia Materna y vuelta al trabajo" a cargo de una Puericultora de FUNDALAM.

Para anotarse: antes del Viernes 29 de Julio ya que los cupos son limitados.
Av. General Paz 898 (y Cuba) Capital Federal Tel: 4701-0077
www.fundalam.com

13 jul. 2010

Separaciones tempranas- Laura Gutman


La necesidad básica primordial de todo niño humano, es el contacto corporal y emocional permanente con otro ser humano. No es más complicado que eso. Sin embargo, algo que debería ser sencillo y espontáneo, lo hemos convertido en un problema. Casi todos apuntamos a que el niño pequeño “no nos moleste”.

Es extraño. Ninguna otra especie de mamíferos pretendería algo tan insólito de su propia cría. Pero para los humanos es común determinar que lomejor es “dejarlo llorar”, “que no se mal acostumbre” o “que no se vuelva caprichoso”. Y nos resulta totalmente habitual que elcuerpo del niño esté separado: “Solo” en su cuna. “Solo” en su cochecito. “Solo” en su sillita.
Apenas nace, suponemos que debería dormir “solo”. Crece un poco, y ya opinamos que es grande para pedir brazos o mimos. Y si crece un poco más, es grande para quedarse en casa. Luego es grande para llorar. Después es grande para no quedarse en una fiesta de cumpleaños. Y por supuesto, siempre es grande para hacerse pis, o para tener miedo de los mosquitos o para no querer ir a la escuela.
Si todo lo que necesitaba desde el momento de su nacimiento fue contacto y no lo obtuvo, sabe que su destino es quedarse solo. La necesidad de contacto no desaparece al no obtenerla, entonces su mejor opción será cambiar el modelo de llamada hacia un sistema más “escuchable” para el adulto y posiblemente más molesto.
Generalmente el niño enferma. Casi todos los niños “están enfermos de soledad”. Pero los adultos no reconocemos en la enfermedad del niño, la necesidad desplazada de contacto y presencia.Ahora bien, si cada uno de nosotros tuviésemos la valentía derecordar y sentir el dolor sufrido a causa de los métodos de crianza y educación que hemos padecido, y si pudiésemos ponernos las manos sobre el corazón y recordar las vejaciones, humillaciones y desamparos que hemos sufrido siendo niños, comprenderemos que todo esto se trata de una revancha. Descargamos la impaciencia, la incomprensión, la desdicha y el odio del que fuimos víctimas.
Ahora pretendemos salvarnos y no tocar al niño, porque “tocar nos duele”. Nos duele el cuerpo rígido por falta de amor, nos duele la moral, nos duele el alma.
¿Estamos dispuestos a hacer algo por las futurasgeneraciones? Entonces resolvamos nuestro dolor infantil y pongamosnuestro cuerpo a disposición de quienes son niños hoy.


Laura Gutman


2 jul. 2010

Carta de una mamá a sus hijos (autor anónimo)


Siempre que quieren hablar de madres en la televisión muestran mujeres con los chicos en los brazos, sonrientes, dulces, cariñosas, sin una pizca de cansancio, espléndidamente maquilladas y a eso agregan maravillosas frases de posters.¡¡Mentiras!!!Las mamás no somos abnegadas amantes del sacrifico y aguerridas guerreras que todo lo pueden.
Las mamás lloramos abrazadas a la almohada cuando nadie nos ve, pedimos la peridural en el parto y puteamos en 17 idiomas cuando tenemos que poner el despertador a las 2de la mañana para ir a buscarlos a una fiesta.

Cuando les decimos que no se peleen con ese compañerito que les dice 'enano' o 'cuatro ojos', y les damos toda clase de explicaciones conciliatorias, en realidad querríamos tener el cogote del pequeño verdugo entre nuestras manos.

Y también pensamos que la vieja de geografía es un mal bicho cuando les baja la nota porque no saben cuántos metros mide el Aconcagua que, al final, a quién cuernos le importa. Pero no lo podemos decir.

No es que nos encante pasarnos horas en la cocina tratando de que el pescado no tenga gusto a pescado y disimulando las verduras en toda clase de brebajes, en lugar de tirar un Patty a la plancha.... Es que tenemos miedo de que no crezcan como se debe. No es que nos preocupe realmente que se pongan o no un saquito... Es que tenemos miedo de que se enfermen.

No es que los queramos más cuando se bañan.... Es que no queremos que nadie les diga roñosos.

No lo hacemos por Uds. Lo hacemos por nosotras.

Porque ser mamá no tiene que ver con embarazos, pañales y sonrisas de aspirinetas.

Tiene que ver con querer a alguien más que a una misma. Con ser capaz de cualquier cosa con tal de que ustedes no sufran. NADA, nunca, jamás.

Ustedes nos hacen felices.... cuando les encantan nuestras milanesas, cuando nos consideran sabias por contestar todas las preguntas de los concursos de la tele.

Cuando vienen llorando a gritos porque se rasparon la rodilla y nos dan la posibilidad de darles consuelo y curitas.

Cuando recién levantadas nos dicen, qué linda que estás, mamá. Ustedes nos hacen mejores.

Nos dan ganas y fuerzas. Nos comeríamos un gurka crudo antes de que les toque un dedito del pie. Nos lavamos la cara y salimos del baño con una sonrisa de oreja a oreja para hacerles saber que la vida es buena, aunque nos vaya como el reverendo... Cantamos las canciones de Chiquititas y vemos Barney y escuchamos a Los piojos y compramos Nopucid y repasamos 500 veces la tabla del 2 y arreglamos el carburador para llevar a los pibes a fútbol, a inglés, a dibujo, a la psicóloga, a basquet, a volley, a danzas, a la casa de la amiga, a la maestra particular, al dentista, al médico, a comprar un pantalón....

Y armamos 24 bolsitas con anillitos y pulseritas y tratamos de que la torta parezca un Pikachu y nos buscamos otro trabajo y sacamos créditos y nos compramos libros y vamos al psiquiatra y al pediatra y a los videos y negociamos con los maestros y los acreedores y recortamos figuritas y estudiamos junto a ustedes ríos, provincias, las capitales de los países de Europa y nos ponemos lindas y nos enojamos y nos reímos y nos salimos de quicio y nos convertimos en la bruja y la princesa de todos los cuentos.... Sólo y exclusivamente para verlos felices.

VERLOS FELICES ES LO QUE NOS HACE FELICES. Ojalá pudiéramos pegar el mundo con cinta scotch (como el velador que cayó en combate en la última guerra de pijamas party), para que fuera un lugar mejor para ustedes.

GRACIAS POR HACERME SU MAMÁ. GRACIAS POR HACERME TAN IMPORTANTE.

Gracias, por esas porquerías que hacen en el colegio con corchitos y escarbadientes (que casi nunca entiendo para que sirven, pero guardo religiosamente),
Gracias por los abrazos, los besos, las lágrimas, los dolores, los dientes de leche, las cartitas, los dibujos en la heladera, el Amoxidal, por tantas noches sin dormir, los boletines, las plantas rotas del jardín por jugar a la pelota, por mi maquillaje arruinado por ser usado para jugar a la mamá, por las fotos de la primaria...Son mis mejores medallas.
Gracias porque LOS AMO. Y ese, es el amor que me hace grande.

LO DEMAS ES MARKETING